spaña ya había envíado a Asunción, la intendencia general del "Rio de la Plata", ganado caballar en el año 1547, y provistos de "vehículos" pronto deciden solicitar ganado vacuno, el que se materializa 7 años después o sea 1554.

El buque encargado del cargamento vivo (del que no se sabe cantidad exacta), arriba al puerto San Vicente, del litoral brasilero, probablemente hoy el puerto de Santos. Sin embargo otros historiadores dicen que el mencionado ganado habia llegado a un puerto del hoy Porto Alegre. Como Cipriano y Vicente Goes los responsables del ganado, tenían la premura de entregar tan preciado encargo, solicitan al Tesorero del Rio de la Plata, Juan de Salazar y Espinoza la orden para que sean trasladados hasta Asunción a como de lugar. Fue entonces que surge un voluntario para tamaña aventura, un tropero de apellido Gaete se ofrece trasladarlos por tierra, solicitando como pago "una vaca". Sin caminos y solo de guía las estrellas, emprende el magnifico viaje.

Cuentan que atravesando ríos, pantanos, selvas, enmarañadas y campos fangosos, durante semanas y las 300 leguas (1.500 Km) pierde algunas "cabezas" y consigue llegar hasta Asunción con "UN TORO Y SIETE VACAS" el que es recibido en una gran fiesta por el logro realizado.
De esta manera tuvo lugar la primera entrada de ganado vacuno de que se tiene noticia, en América del Sur.

Como la intendencia general para los adelantados estaba en el Paraguay, se efectuó la recría en Asunción ya la capital de las provincias y que luego fueron repartidas a las distintas otras ciudades dependientes de la Gobernación de Asunción, Santa Fe, Corrientes, Córdoba, Buenos Aires, etc., lo que basto para iniciar la población de ganado vacuno criollo español a la vasta región de campos fértiles del sur de Sudamérica.